Yahshúa

-A A +A

Yahshua

Probablemente ya sabes de El, le llaman Jesús o Jesucristo. Nosotros preferimos llamarlo por su nombre Hebreo, Yahshua. Es un nombre lleno de significado y propósito. Para nosotros El es exactamente lo que Su nombre dice que El es: La Salvación de Yahweh — fuerte y poderoso para salvarnos de nuestros pecados. Por la manera en que vivió, porbó ser la representación exacta de la divinidad — siempre lleno de amor, misericordia y compasión, pero nunca comprometiendo Su lealtad a la verdad. El nunca pecó. Y por eso le seguimos. Queremos ser como El.

Yahshua - El hombre

Hubo un hombre cuya vida fue como el paso de un cometa: breve e intensa.¿Quién era? Nunca brilló una luz como la que irradiaba este hombre. Sus palabras afectaron profundamente a aquellos que las escucharon. Algunos abandonaron sus casas, familias, trabajos y posesiones para seguirle. Otros se ofendieron, odiaron su mensaje y tramaron su muerte.

Yahshua Libertador

Una persona que se enfrenta a una muerte irrevocable, no duda acerca de la realidad del juicio. En ese instante sabe a dónde le lleva su vida, ya no puede seguir ignorando la voz de su conciencia.

Vio la muerte llegar, y no sólo percibió la realidad del juicio, como todo hombre a quien llega su hora… Él se encontró realmente compareciendo ante un juez, acusado y condenado a muerte. La espeluznante sentencia había sido pronunciada y al salir de allí tuvo que cargar con todo el peso de la culpabilidad.

Yahshua, el nombre

YAHSHUA es el nombre hebreo del Hijo de Dios. Es como le llamaron Myriam (María) y Yoseph (José), cuando nació, como dicen Lucas 1. 31, y Mateo 1. 21. 

En hebreo, el nombre Yahshua significa Dios es poderoso para salvar, compuesto de Yah, el nombre del Padre (como en Halleluyah, que significa alabad a Yah), y Shua, que significa Poder y autoridad para salvar.

Círculo de amigos

Nuestro Maestro Yahshua

 

Le seguían de aldea a aldea, adondequiera que fuera. Le amaban, o al menos eso creían. Una cosa era segura; no podían vivir sin él. Eran su círculo de amigos: más o menos una docena de hombres,  y algunas mujeres. No eran precisamente los más fuertes, ni los más seguros de sí mismos, ni astutos atrevidos compitiendo para obtener una posición. No, eran pobres y maltratados. Necesitaban un amigo en quien poder confiar, alguien que les dijera siempre la verdad.

Fascinación

El sabía que nadie había sobrevivido a semejante experiencia tan terrible. Como una carrera de obstáculos a través de un desierto, cada barrera, cada obstrucción casi insuperable puso a prueba si ganaría el premio que mantenía en su corazón con fascinación. Cada día que amanecía y cada noche que oscurecía le acercaban más y más. Nada le podía detener -- ni el fuego, ni el agua, ni prueba tras prueba tras prueba tras prueba. Como un hombre trabajando fervientemente para terminar antes de la noche, se apresuro, controlado por su amor hacia algo más precioso que la vida misma.

El nombre sobre todo nombre

En los días de Juan el Bautista y del hijo de Dios, el lenguaje preservado de los judíos devotos era el hebreo. Cuando el ángel Gabriel trajo las buenas nuevas a la virgen Míriam (o María en Español), de que iba a dar a luz al Salvador del mundo, y le dijo qué nombre iba a llevar, ¿que lenguaje crees que habló? ¡Hebreo por supuesto! E indudablemente Míriam y Yosef (o José en Ingles) llamaron al niño así como el ángel les había mandado – Yahshúa.

Páginas