Todos nosotros vivimos juntos

-A A +A

Todos vivimos juntos

Nosotros quienes escribimos estos artículos verdaderamente vivimos juntos como las familias extendidas, compartiendo todas las cosas en común, así como los primeros dicípulos en el siglo I. La Biblia claramente dice con respecto a la iglesia primitiva: “Todos los que habían creído estaban juntos y compartían todas las cosas en común” (Hechos 2:44). Después describe cómo tenían un mismo corazón y alma, y no había ninguna persona necesitada entre ellos; entregaban todas sus posesiones para suplir las nececidades de sus hermanos y hermanas espirituales (Hechos 4:32-35). Algunos argumentan diciendo que esta forma de vida era solo para aquel entonces, y hoy no es posible; sin embargo, nosotros hemos estado viviendo de esta manera por más de cuarenta años. Tú puedes venir y ver por ti mismo en cualquiera de nuestras comunidades, cuyas direcciones estan impresas al final de esta publicación y en nuestros sitios de internet: www.docetribus.com y www.docetribus.com.ar

Viviendo en Casas Familiares

En cada una de nuestras comunidades, hay una o mas casas aledañas, algunas en cuidades y otras en granjas. Varias familias y personas solteras viven en cada casa, de acuerdo al tamaño de la casa. Nos gustan las casas grandes por que nos gusta vivir juntos. Los casados tienen sus propias habitaciones, junto con otras habitaciones conectadas para sus hijos. Los hombres solteros comparten uno o más dormitorios, al igual que las mujeres solteras.

Compatimos la cocina y uno o más comedores donde participamos juntos de nuestros alimentos “con regocijo y sinceridad de corazon”. [ 1 ]

Reuniéndonos diariamente

En al menos una de nuestras casas, del grupo que tenemos, hay una habitación lo suficientemente grandes para reunirnos cada mañana y cada tarde para alabar a nuestro Creador con canciones y danzas como dice en el salmo 150, utilizando los instrumentos que ahí se prescriben, estos instrumentos estamos aprendiendo a construir y a tocar. Nuestro Padre celestial nos enseña a cada uno, a través de los dones y la gracia repartidos a cada uno. [ 2 ] Somos un sacerdocio espiritual, oramos juntos por las necesidades apremiantes de nuestro pueblo y para que la voluntad de nuestro Padre Celestial sea hecha sobre la tierra.

Trabajando juntos

Después de nuestra reunión por la mañana; desayunamos juntos para después trabajar en nuestros varios lugares, llevando a cabo las obras preparadas para cada uno de nosotros.[ 3 ]

Trabajamos juntos en nuestros cafés, granjas, industrias caseras y negocios; no como contratistas independientes o empleados de compañias externas. Todos los fondos procedientes de nuestras diversas actividades van a una bolsa común desde la cual todas nuestras necesidades son suplidas equitativamente. Ninguno cuenta con un ingreso o deudas independientes, a excepción de la deuda de amor que debemos a nuestro Salvador, la cual estamos pagandole al amar y cuidar unos por otros.

Criando a nuestros hijos

Amamos y apreciamos a nuestros hijos. Les educamos en casa, utilizando un plan de estudios que estamos desarrollando nosotros mismos, para darles las habilidades básicas que ellos necesitan: leer, escribir; hablar con fluidez; vivir juntos en paz; y para cumplir el propósito para el cual fueron creados. La formación de nuestros hijos va mucho más allá del salón de clases, no obstante, al estar totalmente integrados en cada aspecto de nuestra rica vida social y espiritual. Aprenden a cocinar y a coser; constriur y cultivar la tierra; criar animales; cantar y danzar; tocar instrumentos musicales; y lo más importante: mostrar hospitalidad al constante flujo de invitados que son atraídos a la luz de esta vida de amor.

Juntos estamos experimentando y demostrando la restauración de todas las cosas hablada por los profetas de antaño,[ 4 ] y nuestro Maestro Yahshúa,[ 5 ] cuya vida, muerte y resurrección hacen que esta forma de vida sea posible.※

 

[ 1 ]Hechos 2:46

[ 2 ]1 Cor. 14:26; 1 Pedro 4;11; Romanos 12:6

[ 3 ] Efesios 2:10

[ 4 ]Isaías 49:6; Jeremías 30:20; Malaquías 4:5-6

[ 5 ]Mateo 5:17-19;17:10-11; 22:17-40; Lucas 1:17; 24:44