Por qué Doce Tribus

Doce Tribus hace referencia a la descendencia de Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham, a quíén Dios se reveló para extender sus promesas.
Abraham era un hombre anciano y su mujer estéril. Aún así, recibió la promesa de una descendencia grande como las estrellas del cielo. De él descienden Isaac y Jacob.

Jacob, a su vez, recibió mas tarde el nombre de Israel, nombre que Dios mismo le dió, y engendró doce hijos. Estos doce hijos llegaron a tener sus propias descendencia.y formaron las doce tribus de Israel o Doce Tribus de Jacob. Entre ellas se encuentra la tribu de Judá, una de las doce, cuyos descendientes son los actuales Judíos.

Entendemos que desde el principio, el deseo de Dios era hacer un pacto con la descendencia de Abraham, es decir, las Doce Tribus. A ellos estaban destinadas las promesas de una tierra prometida, conocida como la tierra de Israel.

Históricamente, las doce tribus de Israel vivieron en la tierra hasta el siglo -VIII. En aquél tiempo, debido a su desobendiencia, fueron llevados al destierro y dispersados entre las naciones. Solo la tribu de Judá (los judíos) y de Benjamín permanecieron hasta los tiempos en que el Hijo de Dios vino a la Tierra, en el siglo I
Luego de su venida, nació una vida abundante de seguidores que comenzaron a vivir según lo que dice en hechos 2:44 y 4:32.

Las escrituras revelan que se volvió a mencionar a las doce tribus

Y ahora soy sometido a juicio por la esperanza de la promesa hecha por Dios a nuestros padres: que nuestras doce tribus esperan alcanzar al servir fielmente a Dios noche y día. Y por esta esperanza, oh rey, soy acusado por los judíos. (Hechos 26:6-7)

Estas citas muestran que ellos vivían según la creencia de ser la restauración de las Doce Tribus, anunciado proféticamente:

dice El: Poca cosa es que tú seas mi siervo, para levantar las tribus de Jacob y para restaurar a los que quedaron de Israel; también te haré luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta los confines de la tierra. (Isaías 49:6)

 

Creemos que aún persiste la promesa de la restauración de un pueblo de Doce Tribus, un testimonio para el mundo del pueblo de Dios.
Así lo determina el libro de Apocalipsis, mencionando al pueblo de Dios, la esposa del Cordero, como una ciudad santa con doce puertas

Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, y tenía la gloria de Dios. Su fulgor era semejante al de una piedra muy preciosa, como una piedra de jaspe cristalino. Tenía un muro grande y alto con doce puertas, y en las puertas doce ángeles; y en ellas había nombres escritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel. (Apocalipsis 20:10-12)

De ella deben ser escogidos 144000 jóvenes, 12000 de cada tribu

Y oí el número de los que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel; de la tribu de Judá fueron sellados doce mil; de la tribu de Rubén, doce mil; de la tribu de Gad, doce mil; de la tribu de Aser, doce mil; de la tribu de Neftalí, doce mil; de la tribu de Manasés, doce mil; de la tribu de Simeón, doce mil; de la tribu de Leví, doce mil; de la tribu de Isacar, doce mil; de la tribu de Zabulón, doce mil; de la tribu de José, doce mil, y de la tribu de Benjamín fueron sellados doce mil. 

Después de esto miré, y vi una gran multitud, que nadie podía contar, de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en las manos. Y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero.

(Apocalipsis 7:4-10)

 

Por tanto, creemos que es el propóito del Creador reflejarse a través de un pueblo de personas que deciden seguirle y obedecerle en todo, siendo un testimonio de su verdadero carácter: el amor y el cuidado. Es el propósito desde el principio, desde Abraham.

Y este pueblo es un pueblo formado de personas de toda raza, lengua y nación que han decidido seguirle, abandonando sus viejas vidas. ¿Quieres ser parte de él?

 

Terms: 
Terms 2: